¿Cómo se siente nuestro perro cuando se queda solo en casa?

perro solo en casa

A todos se nos hace difícil irnos de casa, aunque sea por un par de horas, y tener que dejar a nuestro peludo atrás porque no pueda venir con nosotros. No paramos de pensar qué estará haciendo y si estará bien. Ya sabemos que no les gusta quedarse solos, pero ¿alguna vez has pensado qué siente exactamente cuando nos vamos? Te traemos las razones de porqué lo pasan tan mal y qué puedes hacer tú para ayudarle.

Aunque nuestros canes son capaces de diferenciar el día de la noche, no perciben el paso del tiempo como tal, lo que hace aún más difícil la separación. Sin embargo, pese a que con el tiempo algunos se acostumbran a que volvamos a casa, otros no consiguen llevar esto tan bien y pueden llegar a sufrir ansiedad por separación. Eso sí, debemos dejar a los cachorros a un lado, porque tienen mucha más energía y necesitan más atenciones.

Esta ansiedad por separación empieza incluso antes de que salgamos de casa, ya que son capaces de entender las “señales de anticipación”, como ponernos los zapatos o coger las llaves. A partir de ese momento, la ansiedad va en aumento. Ciertos perros cuando se quedan solos en casa sufren incluso crisis nerviosas que no pueden controlar y que se traducen en micciones, defecaciones, vómitos, destrozos, ladridos continuados, llanto o sialorrea (excesivo babeo), entre otras. Es muy importante tratar estos problemas si vemos que con el tiempo no han desaparecido, ya que pueden desencadenar dificultades mayores como la automutilación o los vómitos, que pueden llegar a causar problemas a nivel digestivo.

Es cierto que nuestras mascotas sienten tristeza cuando nos vamos. Muchos se acuestan en el sofá o en nuestra cama para así tener nuestro olor presente. Otros, se quedan al lado de la puerta o cerca de una ventana para cuando regresemos. Los perros son seres sociales que les encanta la compañía de sus seres queridos, pero a veces es inevitable salir de casa. ¿Qué podemos hacer nosotros cuando se nuestro perro se queda solo en casa?

Para ayudar a nuestro peludo a afrontar mejor la separación podemos:

Trabajar las señales de anticipación

Debemos saber cuáles son los patrones que repetimos cada vez que vamos a salir y realizarlos en otro momento del día que nos vayamos a quedar en casa. Así, tu perro no asociará siempre el ponerse los zapatos con irte de casa y su ansiedad disminuirá cuando de verdad te estés preparando para salir.

Da un largo paseo antes de salir

perro solo en casa

Para que tu amigo no esté pensando en sus necesidades durante el tiempo que no estás en casa conviene que deis un paseo antes de irte. También puedes jugar o hacer ejercicio con él para gastar un poco su energía. La caminata hará que tu mascota esté cansada cuando vuelva y solo quiera dormir. Le ayudará a no pensar en el tiempo que está pasando solo.

¡Agua y comida!

No te olvides de dejar a tu mascota con suficiente comida y agua fresca. Así, podrá comer cuando le apetezca y le hará pensar algo menos en la separación. Esto es muy importante. Un cuenco vacío de agua durante horas le puede costar la vida a nuestro perro cuando se queda solo en casa.

¡Muchos juguetes!

Déjale a mano diferentes juguetes para que no se aburra, como mordedores y pelotas. Esto ayudará a minimizar los destrozos que pueda ocasionar. Existen juguetes “interactivos” que pueden ser rellenados con comida y que le mantendrá distraído por un tiempo y hará que no se centre en la ansiedad de estar solo por el tiempo que están entretenido.

Oyentes de la radio o la televisión

Aunque parezca mentira, ¡muchos canes ven la televisión y oyen la radio! Dejar encendida alguna cadena con el volumen bajo hace que se sientan más tranquilos y menos solos al estar escuchando voces continuamente.

Aprender a estar solo 

perro solo en casa

Lo mejor que podemos hacer es acostumbrarle a quedarse solo, pero poco a poco. Puedes entrenarle dejándole solo en una habitación por un par de minutos, pero recuerda que si comienza a llorar no debes ir a consolarlo. También tiene que aprender a jugar solo para cuando no estés tú.

Otro… ¿más?

Una alternativa que hará agrandar la familia es darle un amigo a tu peludo. ¡Así jamás volverá a sentirse solo cuando nos vamos de casa! Eso sí, siempre y cuando sea de su agrado, sino no estaremos mejorando nada.

No despedirnos

Nos cuesta mucho dejar a nuestro amigo atrás y nos despedimos con caricias y frases como “vuelvo pronto”, pero lo único que estamos es reforzado la ansiedad de nuestra mascota. Aunque lo estés deseando, no le des demasiadas caricias antes de irte. Por otro lado, aunque cuando volvemos a casa vuelve todo a ser felicidad y alegría no debemos mostrar esa emoción en exceso, pues puede llegar a generarle más ansiedad aún.

¡No a las regañinas!

No riñas a tu perro si ha hecho algún destrozo. Ellos no lo entenderán y lo único que conseguirás es que te tengan miedo cuando vuelvas. Edúcalo desde pequeño y establece los límites de lo que puede hacer y lo que no. Pero eso sí, debes entender que las travesuras las hacen por la ansiedad por separación y no porque estén deseando comerse el rollo de papel higiénico.

¡Nunca le encierres cuando te vayas!

Encerrar o atar a tu can antes de salir es lo peor que puedes hacer. Se trata de una técnica contraproducente y que lo único que puede hacer es causarle más ansiedad. Deja que sea libre por la casa y que investigue. Es más, siempre y cuando sea seguro y posible, deja tu terraza abierta para que así pueda salir a tomar el sol y enterarse de los últimos cotilleos del barrio.

Controla las horas que dejas a tu perro solo en casa

Recuerda que tu peludo es tu responsabilidad y hay que controlar las horas que los dejamos solos. Se trata de un ser vivo que te quiere y te admira. Intenta no dejar a tu perro solo en casa más de 8 horas. Si por problemas de trabajo u otros asuntos esto te fuera imposible, existen cuidadores y paseadores caninos que pueden ayudarte a ti y a tu amigo.

Es normal tener que dejar por un par de horas a tu perro solo. Esperamos que con estos consejos la ansiedad de tu peludito se rebaje y pueda llevar la soledad de una manera saludable.

¡No olvides nunca que su salud es lo más importante! Por eso, te recordamos la necesidad de hacerte con un seguro veterinario Petplan para que, ante cualquier percance, siempre esté protegido. Además, si de verdad te sientes interesado por ver qué hace tu amigo puedes llevar a cabo la iniciativa que muchas personas están haciendo: dejar una cámara de vídeo encendida en un lugar donde sepas que tu perrete pasa mucho tiempo. ¡A lo mejor te echas unas risas y todo!

 

Solicita precio de tu seguro veterinario