¿Por qué tener un seguro veterinario?

¡No le pongas un precio a la salud de tu peludo!
¡Tener un compañero peludo tiene muchos beneficios para la salud de sus dueños! Estudios muestran que los dueños de ciertas mascotas -especialmente perros- viven más tiempo. Además, ¡nuestros peludos traen infinita felicidad a nuestras vidas! Pero tener un amigo de cuatro patas implica la responsabilidad de hacernos cargo de sus cuidados ya que se convierte en un miembro más y muy querido de la familia.

 

Y para quienes decidan convertirse en mascoteros…hay un paso clave que deberían dar: contratar un seguro veterinario cuanto antes.

¡Sigue leyendo para saber por qué!

Podrías verte forzado a tomar una decisión muy difícil

Al traer un animal a nuestro hogar, contratar un seguro veterinario es crucial, ya que desgraciadamente, no hay manera de predecir cuándo nuestros peludos podrían resultar heridos o desarrollar alguna enfermedad severa. Y cuando esto ocurre, los tratamientos pueden llegar a ser extremadamente caros.

Sin seguro, los dueños pueden verse en una situación dificilísima. Podrían verse forzados a elegir entre negarle a su peludo el tratamiento necesario para salvar o alargar su vida, o tener una deuda para poder pagarlo. Y cuando se va a tomar la decisión de cómo resolver un problema médico serio, lo ideal para los dueños es poder decidir basándose únicamente en lo que es mejor para su mascota. ¡Ningún mascotero querría verse en el dilema de elegir entre dejar a sus peludos sufrir o verse envueltos en un desastre financiero!

Contrata un seguro para no tener que enfrentarte a un dilema

Las aseguradoras veterinarias pueden negarse a cubrir condiciones preexistentes de nuestro peludito, a diferencia de las aseguradoras humanas. Por eso es muy importante contratar una póliza antes de que ocurra cualquier accidente o se desarrolle alguna patología en nuestros peludos. De esta forma, nuestra mascota podría estar cubierta para los problemas que pudieran surgir y no nos veríamos obligados a elegir entre tener estabilidad económica y la vida o la buena salud de nuestro querido animal.

Además, cuanto antes contrates el seguro, más asequible será ya que los precios suelen variar dependiendo de la edad del peludo. Así como de la raza y localidad en la que viva. Y de esta manera, podrás estar tranquilo sabiendo que el seguro estará ahí para ofrecerle los mejores cuidados a tu mejor amigo.

Con un buen seguro, no se tendrá en cuenta el precio final de las decisiones que se tomen para tratar a nuestros peludos. Esto le quita un peso de encima a los dueños en situaciones difíciles y podría ser el boleto para que nuestros amigos de cuatro patas vivan una vida larga, sana y, como resultado, ¡mucho más felices!

¡No olvides nunca que su salud es lo más importante! Por eso, te recomendamos contar son un seguro veterinario como el de Petplan para que, ante cualquier percance, siempre esté protegido. ¡Pide presupuesto sin compromiso y cuida de tu mejor amigo!

https://petplan.es/seguroperros/datos-perro-email?gato=si&movil=Si